Nota de prensa sobre la prohibición de subir VMP al transporte público de Euskotren

Nota de prensa enviada a los medios sobre esta prohibición de subir patinetes eléctricos y otros VMP a los transportes públicos gestionados por Euskotren (PDF original).

A partir del 15 de enero de 2024 no se podrá llevar patinetes eléctricos u otros VMP en los transportes públicos gestionados por Euskotren (metro y tranvía de Bilbao, tranvía de Vitoria-Gasteiz y trenes de Euskotren).

Denunciamos esta medida por generar un perjuicio a toda la ciudadanía (tanto si usan VMP como si se benefician indirectamente de su uso) frente a una limitación de un riesgo potencial totalmente excepcional y controlable.

Entendemos perfectamente que pueda haber restricciones que nos afectan personalmente o a un colectivo entero, pero tienen que estar justificadas adecuadamente por un bien público mayor. No defendemos un colectivo de forma corporativista, sino que nuestro objetivo es un bien común en movilidad sostenible.

Argumentos principales:

  • Medida totalmente desproporcionada e injustificada:

    Se alega “motivos de seguridad” y “riesgo inasumible”, pero en base a unos casos absolutamente excepcionales y leves (3 personas leves en Cataluña y otras 3 leves en Madrid atendidas en el mismo lugar). Es una casuística estadísticamente irrelevante frente a millones de desplazamientos. En Euskadi no ha ocurrido nunca aún. En todo el estado no ha ocurrido ni un solo caso con monociclos eléctricos y, también están prohibidos. Y por poner un ejemplo, en 2018 una deflagración de un portátil en un túnel del metro generó 12 víctimas leves (9 por ansiedad) y no se ha prohibido llevar ordenadores en transporte público.

  • Medida contraria a todas las políticas de movilidad sostenible, al limitar la intermodalidad:

    La intermodalidad es una enorme ventaja tanto personal como colectiva (usar transporte público en combinación con patinetes para iniciar o terminar cada trayecto). Es decir, esta medida favorece el uso del coche privado y sus problemas asociados (atascos, contaminación, impacto climático, ocupación de espacio público, ruido,..). Tenemos un vehículo atractivo, que crece por sus ventajas personales, que es una alternativa realista al coche; ponerle limitaciones totalmente desproporcionadas es una medida poco inteligente.

  • Medida que perjudica a todas las personas que usan VMP en combinación con el transporte público, obligándoles a buscar alternativas, seguramente más caras, alargando el tiempo de desplazamiento y con mayor impacto de todo tipo, perjudicando así a toda la ciudadanía, incluso a quien crea que no le afecta.

  • No han estudiado ni ofrecido ninguna alternativa: ni limitación por certificación (hoy en día TODOS los patinetes vendidos están certificados, tanto por normativa europea como por DGT), zonas aisladas, vagones o lugares especiales, exigencia de bolsa ignífuga o unirlo al protocolo de parada y apertura de puertas, ya que la deflagración es un incendio lento y no genera explosión u otras posibles medidas. Directamente los han prohibido, copiando sin criterio propio y sin más la medida de otros medios y cubrir así la posible crítica futura por no tomar dicha medida, obviando los perjuicios personales y generales a toda la ciudadanía.

Más datos:

  • Los VMP actuales ya cuentan con certificado CE, con un exhaustivo control de baterías y, además, desde este 22 de enero de 2024, todos los vendidos van a estar certificados constructivamente, incidiendo aún más en la seguridad de los componentes. Como todo en la vida, hay excepciones de manipulación, pero son excepciones, al igual que se hace en coches, motos,.. y además en este caso irán desapareciendo por los nuevos modelos. Es un castigo colectivo desproporcionado en base a una casuística mínima; si eso fuese correcto, prácticamente habría que prohibir todo.
  • Las baterías de los patinetes no explotan, deflagran, que es una “combustión con llama a baja velocidad de propagación y sin cambio de presión (isóbara)”, es decir, un incendio lento y sin explosión en el que, en el caso excepcional de ocurrir, da tiempo de sobra a parar el vehículo y salir mientras se inicia la extinción o incluso continuase dicha combustión. No hay una expansión brusca que genere daños físicos, como se trasluce en muchos medios; no es una explosión como el butano o como un depósito de gasolina.
  • Hay soluciones para minimizar ese de por sí ya pequeñísimo riesgo: extintores especiales (como éstos), limitación zonal como hay actualmente o, incluso con alguna otra separación extra, protocolo de apertura ante emergencia (que seguro que hay). O mucho mejor: destinar un espacio real a la intermodadalidad, pudiendo transportar bicis y patinetes fácilmente para realizar el recorrido largo en transporte público y el inicial o final en micromovilidad.
  • Si el argumento es la seguridad, llegaríamos al absurdo de que se tendría que prohibir mucho antes, por ejemplo, la carga de coches eléctricos en garajes privados o parkings públicos subterráneos, habiendo viviendas arriba, en un posible complicado horario nocturno y siendo un fuego (deflagración) casi imposible de controlar al liberar una energía aproximadamente entre 100 y 200 veces superior a un patinete y en un lugar de difícil acceso, como hemos confirmado con personas profesionales. Hay autobuses eléctricos que arden, coches, bicicletas eléctricas, etc., como se puede comprobar en muchas noticias, con muchísimo más potencial de daño por tener mucha más energía acumulada y no se prohíben, por las mismas razones de excepcionalidad y coste/beneficio de la medida.

    Otro ejemplo: Debajo del intercambiador de Avenida de América (que ya es subterráneo) hay 14 puntos de carga de Iberdrola (4 de carga rápida) 8 puntos de carga de Tesla (4 superchargers). Sin embargo, los patinetes eléctricos no podrán acceder al intercambiador porque supuestamente son un peligro.

    Si apelamos a la seguridad, por ejemplo, se debería exigir usar cinturón de seguridad en los autobuses. Las personas usuarias van sin ninguna sujeción y, ante un frenazo fuerte, podrían salir disparadas contra una barra, el parabrisas, otras personas, etc,. (incluyendo carros,..). Pero no se hace porque el balance de esa limitación es negativo ante facilitar la movilidad sostenible.
  • La prohibición perjudica a toda la ciudadanía, al limitar el uso de un vehículo nuevo que supone una OPORTUNIDAD sin precedentes en la movilidad sostenible. Un vehículo que tiene éxito, que crece claramente en número y que no genera tóxicos y sus muertes y enfermedades asociadas, ni ruido, ni ocupa tantísimo espacio y recursos públicos como el coche, que ayuda en la lucha climática, en el desarrollo de los ODS, que contribuye a la disminución de altísimos costes externalizados que genera el coche (que pagamos todas las personas, lo usemos o no). Una de las funciones de Euskotren supuestamente es fomentar la movilidad sostenible y no poner zancadillas a otros vehículos sostenibles.

    Sobre todo tiene impacto en personas que usan los VMP como enlace interurbano combinado con el transporte público, al vivir en extrarradios urbanos o periferias, debido a la carestía de los centros o, por la razón que sea; con esta medida mucha gente volverá al coche, al ser inoperativo el transporte público para muchos desplazamientos. Todo el mundo pierde.
  • Injusta y discriminatoria: Perjudica todo el mundo, directa o indirectamente, pero especialmente a clases desfavorecidas, al tener que consumir mucho más tiempo personal en el desplazamiento, al tener que vivir en extrarradios por la carestía de vivienda céntrica o encarecer el mismo traslado, añadiendo un enfoque claro de género que, al igual que se aplica en bicicletas, hay un claro sesgo “obligado” injustamente en el uso de esa micromovilidad.
  • La intermodalidad es uno de los ejes de la movilidad sostenible. Si alguien puede realizar su desplazamiento largo en tranvía a su trabajo o al colegio, llevando consigo el patinete y luego puede completar su viaje en el área de trabajo, ya supone un  avance enorme que beneficia a todo el mundo. Si alguien puede dejar su coche en casa, ir en patinete al tren y terminar el último trayecto en su patinete, todo el mundo gana.
    Un ejemplo fácil es la de la cantidad de personas que conducen hasta Ansio-BEC para después acceder a Bilbo con su VMP en el metro, y finalizar su última milla en él. Con esta prohibición, induciremos una aún mayor cantidad de tráfico, teniendo en cuenta que este año ha superado el porcentaje de tráfico de coches del año anterior (al igual que Vitoria-Gasteiz).

    El transporte a polígonos industriales es una de las causas mayores del uso del coche privado. Los VMP permiten dejar el coche y usar el transporte público para el trayecto grande (o en días de lluvia) y unir los puntos inicial y final mediante dicho VMP, siendo una ventaja para toda la ciudadanía.
  • Recordamos que los VMP son una alternativa atractiva para fomentar el objetivo principal de todas las políticas de movilidad sostenible: que haya menos coches en las ciudades. Entre los muchos datos, recordamos que la contaminación en zonas urbanas producida por los coches genera más de 13.000 muertes al año a nivel estatal, graves enfermedades, además de unos 1.500 €/año/vehículo en costes externalizados. Datos e informes oficiales en www.vpe.es/contaminacion. Los patinetes eléctricos y VMP son herramienta esencial para la movilidad de muchas personas, donde el transporte público cumple un papel muy importante como elemento de multimodalidad. Con esta prohibición, se obligará a miles de usuarios a dejar de usar el VMP y, por ende, el transporte público en favor de vehículos más contaminantes.
  • El Elkargune de Movilidad de Vitoria-Gasteiz, como foro y órgano participativo, en el que están colectivos y personas a nivel individual, aprobó este enero-2024 por gran mayoría una resolución instando a Euskotren a reconsiderar la medida tras escuchar el argumentario expuesto en contra de la prohibición.
  • El Ayuntamiento de Getafe aprueba la moción para rechazar la prohibición de VMP en el transporte público, con los siguientes argumentos: “Que haya habido, 18 casos en general en toda España cuando hay más de 2 millones de VMP no vale como excusa”, “Toyota ha mandado una circular a todos los usuarios de (Toyota) RAV4 para llamar a consulta porque tiene riesgo de deflagración. En la lógica que nos lleva a prohibir todos los VMP en los TP nos debería llevar a prohibir todos los coches”, “Se ha mantenido una prohibición general, que en ningún caso se habría puesto en marcha si no fuera por el perfil de usuario que tienen los VMP. La misma prohibición incluye a monociclos. No se conoce que ningún monociclo haya ardido, ¿por qué están prohibidos entonces?”, “El patinete está cubriendo una necesidad y que la alternativa es directamente el coche. Nos parece algo totalmente contradictorio”.
  • La mayoría de noticias sobre incendios en hogares (que son poquísimos) “causados” por patinetes eléctricos no son causados por el patinete en sí, sino por problemas en la instalación eléctrica (regletas en cascada sobrepasando el límite), según hemos consultado a personas expertas, pero se achacan a los patinetes. Sin embargo, el miedo es fácil de transmitir (y de “vender” mediáticamente), no siendo el mismo baremo para causas ya documentadas de muertes y enfermedades por contaminación, por ejemplo.
  • Al menos en Euskadi, no son un problema los trucajes para velocidad. No ha habido ningún caso de deflagración en transportes por esa manipulación. No se ven patinetes a altas velocidades, siendo algo muy excepcional y, en todo caso, en clara extinción por los progresivos controles constructivos. Cualquier velocidad en aceras ya es altísima, ya que su circulación en ese espacio sagrado peatonal es intolerable y defendemos y promovemos el respeto y sanciones a las personas que generen ese tipo de violencia vial inaceptable.
  • Hay una correlación fácil de intuir: Accidentes excepcionalmente minoritarios y con consecuencias leves, frente a millones de desplazamientos –> Novedad “vendida” en medios, generando una condición humana esencial: miedo –> Facilidad para medidas prohibitivas que realmente cubren responsabilidades aisladas de un equipo técnico, copiando para descargarse de responsabilidad la estela de otros grupos técnicos, amparadas además en una presión ciudadana por temas no relacionados (por el uso intolerable de aceras y la violencia vial que se genera) –> Perjuicio a toda la ciudadanía, no solo operativo individualmente, sino como colectividad, al fomentar indirectamente más coches por perder esa alternativa.

Consideraciones adicionales para la reflexión y debate, en aras a una mayor transparencia en las acciones públicas:

  • Este tipo de medidas, que no tienen en cuenta para nada la lucha por una movilidad sostenible, son una copia sin criterio propio de otras generadas inicialmente (Consejos de administración de RENFE, ADIF, Comunidad de Madrid, Barcelona) y que cubren probablemente la responsabilidad personal y del equipo que gestiona el transporte, ignorando los perjuicios colaterales de dicha medida para la ciudanía y sin tener en cuenta la relación coste/beneficio.
  • El tranvía en Vitoria-Gasteiz (aunque probablemente es extrapolable a otras poblaciones similares), según datos oficiales, tiene un coste DIEZ veces mayor que el mismo servicio dado por autobuses (Tuvisa, en el caso de Vitoria-Gasteiz). Con esta prohibición, se induce una menor eficiencia del tranvía sobre el coste elevado que ya supone, al registrar eventualmente menos personas viajeras. Quizá tampoco sepa la ciudadanía que solo con el coste de la infraestructura de extensión del tranvía al barrio de Zabalgana se podría electrificar TODA la flota de autobuses.
  • Es decir, en las políticas de promoción del tranvía, se incide siempre en 4 parámetros, como cualquiera puede comprobar en las múltiples campañas de promoción:
    • «Alta satisfacción de las personas» (obviando el altísimo coste), donde la portabilidad de VMP y bicicletas incide en la calidad de servicio. Para entendernos: Un servicio de taxi público gratuito a demanda también tendría alta satisfacción, si obviamos los costes.
    • «Coste esencialmente cubierto por el Gobierno Vasco», siendo éste un dinero público que sale del mismo sitio: la ciudadanía, y que se debe invertir adecuadamente con políticas para la misma; un dinero que, si está en una parte, no se destina a otras acciones públicas, lógicamente.
    • «Alto uso», pero aludiendo a datos absolutos y no relativos.
    • «Alta capacidad», ventaja que ya tienen los autobuses articulados, sobre todo con una mayor frecuencia que sería posible destinando ese enorme dinero público para un servicio similar dado por autobuses.
    • «Transporte limpio que no emite tóxicos», ventaja que también tienen los autobuses eléctricos.

Quizá con estos datos, se puede debatir la posibilidad de que hay mucho interés en justificar los altísimos costes que no se muestran claramente a la ciudadanía en ninguna de las múltiples campañas publicitarias que tiene un sistema de transporte que, además, no es rentable socialmente en coste/beneficio para un tamaño de una ciudad como Vitoria-Gasteiz (como indican los parámetros de la OIT). Con ese dinero público se podría ofrecer muchísimo más servicio (en frecuencias, llegar a más sitios o acortar tiempos, haciéndolo mucho más competitivo) o bien abaratar su altísimo déficit tarifario.

Por otra parte, solicitamos en su día una reunión previa con Euskotren y no se ha realizado, ni siquiera para escuchar nuestra argumentación y proponer medidas como por ejemplo, extintores especiales o el adecuamiento del último vagón para VMPs y bicicletas eléctricas. Nos hemos encontrado directamente con la prohibición.

Nuestra asociación no tiene ningún interés ni particular, ni siquiera asociativo especial más allá de fomentar los VMP como una alternativa real al coche privado, una alternativa atractiva, de mucho menor impacto, limpia y que fomenta un cambio modal beneficioso para toda la ciudadanía, con menor coste político que medidas coercitivas al coche. Entendemos que, como servicio público, Euskotren también se debe alinear con esas políticas de movilidad sostenible. Las personas que formamos esta asociación estamos abiertas y, así lo hacemos, a debatir y ampliar estos y otros puntos en cualquier foro o medio público.

Por todo ello pedimos a Euskotren que elimine esa prohibición discriminatoria, ya que el transporte público es un servicio básico y esencial o, como mínimo, facilitar una alternativa o aceptar las varias que hemos propuesto.

Vitoria-Gasteiz, enero de 2024. Asociación Vitoriana de Patinetes Eléctricos.


Tenemos el buen ejemplo de esta naviera, que ha implementado medidas de seguridad para transportar coches eléctricos y así ir con el futuro de la movilidad eléctrica, tan necesaria en el objetivo de descarbonización. Todo apoyado por un grupo de trabajo de solocochelectrico.es, explicado en este hilo

  • Moción en el Ayuntamiento de Pinto contra la prohibición de subir VMPs en transporte público de Renfe y de la Comunidad de Madrid (pág 1, pág 2).
Comparte esta información:

1 Comentario

  1. Hay un truco con el que yo me visto obligado a Acer por que necesito usar metro y patín es desmontar batería llevarla en la mochila con un destornillador y que lo vean sin batería es un patinete normal y al salir conectarla 2 min y poner cinta para que no se moje nada así siempre tendré que Acer con lo arriesgado que puede provocar el manipular tantas veces la batería pero ellos me an obligado a tener que hacerlo así cuando mi patín es un xiaomi de serie que no pone en peligro a nadi ya que sus baterías no son chinas aliexpres ni manipuladas aparte no esiste un estudio de que porcentajes es peligroso ya que mundialmente 3 o 4 an esplota do pero tan bien esplota los móviles las bicis portátiles Nintendo de ds psp y vmp para anciano o discapacitados que llevan esas baterías no sillas de ruedas eléctricas si no las modernas y los que llevan esa Vici anclada ala silla de rueda que tiene más derecho a poner en riesgo a los demás supuestamente y el que entra al vagon con baterías en la mochila o con cuchillo que registren a todo el mundo es que si no nos juntamos para denunciar y las asociaciones ponen un abogado no acemos nada por que si actuamos ante un juez ganamos fijo por que no es una ley es una norma de una empresa privada de uso público y son kien es para fijar una multa de 200e quienes on pues que la pongan de 3000 o de 1 euro por que 200 si no estoy cometiendo delito

Deja un comentario:

El nombre no es necesario, puedes dejar un comentario anónimo si quieres. Los comentarios no se publican automáticamente; están moderados para evitar spam. Gracias por contribuir :)